tapetes para barra

 

La decoración de un bar, además de ser bonita a los ojos de los clientes, también tiene que resultar práctica. No es lo mismo un bar en el que los camareros trabajan en un buen ambiente en el que se cuidan los detalles para que puedan desempeñar correctamente sus funciones que un bar en el que la decoración es bonita de cara a la clientela pero que resulta casi imposible trabajar con comodidad debido a los “obstáculos” que se encuentran los camareros a la hora de llevar los pedidos de los clientes a sus mesas.

Los tapetes de barra son un complemento genial para facilitar el trabajo de los camareros al mismo tiempo que se añade un toque de exclusividad al bar. Un buen tapete con el logotipo del bar impreso sobre su superficie queda genial en la barra, pero si además es un tapete de calidad, lo que se consigue es que los camareros puedan trabajar mucho más rápido al no tener que preocuparse de que los vasos se puedan caer al suelo. Es muy habitual ver cómo en los bares hay días –especialmente los fines de semana- en los que acaba cayendo algún que otro vaso al suelo justamente debido a que la barra está mojada y por lo tanto cualquier despiste provoca un buen jaleo en el local.

En resumidas cuentas, merece la pena pagar los pocos euros que cuesta cubrir una barra de bar con un tapete de caucho para así olvidarse de problemas y para conseguir un ambiente mucho más productivo entre los empleados.

Vía | aquí

Comments are closed.