Yo, como tú, también recuerdo cuando teníamos que desplazarnos hasta un cine para poder ver una película. Recuerdo cuando teníamos que pagar caras entradas, cuando teníamos que apagar el móvil y quedar incomunicados, cuando necesitábamos quince minutos para aparcar el coche cerca del cine, cuando la película no podía para fuesen cuales fuesen los motivos, cuando además de espectadores, éramos …